Free Websites at Nation2.com
Tres Trucos sobre cotizaciones de transporte

Las claves del triunfo de las bolsas de carga con el pasar de los años las utilidades de las bolsas de carga han ido ampliándose y sus costes fueron disminuyendo. Una de las claves del éxito de las bolsas de carga como herramienta de búsqueda de empresas transportistas para portes puntuales radica en la seriedad de los requisitos de admisión para conformar parte de la banco de información de operadores de transporte que maneja esa bolsa de carga (certificados de calidad, cumplimiento de aspectos legales, % elevado de entregas cumplidas, etc.,). Con esta política de derecho de admisión las bolsas de carga se afirman la solvencia de estos operadores y por lo tanto el potencial servicio satisfactorio a los usuarios de la bolsa. Inconvenientes de las bolsas de carga Un aspecto menos positivo de estos mercados on-line es que han nacido (en base al éxito de esta fórmula de negocio) numerosos mediadores (en forma de bolsa de carga) que de igual manera que fueron rigurosos con los requerimientos de admisión de los transportistas, no lo han sido con sus clientes (los demandantes de estos servicios) y los tender transporte primeros, aun habiendo llevado a cabo su servicio de manera correcta, tuvieron que asumir deudas de impagos de estos usuarios. La aparición de los e-tenders una forma evolucionada que ha surgido de las bolsas de carga son los sistemas catalogados E-Tenders. Esto no supone que las bolsas de carga hayan desaparecido, sencillamente son dos instrumentos que cohabitan con cierto triunfo en el tema del transporte de mercancías. Los E-Tenders constituyen sistemas on-line que facilitan el proceso de selección de operadores o suministradores de servicios de transporte a los clientes que lo requieren. nuestro cliente o cargador es el que, por medio de una interfaz en Internet y basándose en unas condiciones preestablecidas que componen sus “necesidades o demanda de servicio”, quien selecciona la preferible oferta de entre las que le brinda el sistema. Entre las ventajas de los E-Tenders destacan: la posibilidad de ingreso a sus servicios de clientes/empresas de todo tipo (desde pymes a enormes empresas), conseguir servicios de transporte estables y continuados en el tiempo (no servicios/portes puntuales como ocurre en las bolsas de carga), ahorro en el valor del transporte en un ámbito del 10%, y evadir las fluctuaciones del mercado de oferta de operadores/transportistas (por falta de transportes para unas condiciones y fechas concretas). Procedimiento de trabajo con los e-tenders El trámite para trabajar con una E-Tender es subjetivamente simple para un cargador: 1) escoger el E-Tender que nos parezca más adecuado (existen actualmente varias plataformas importantes: traconi.com, timocom.es (ésta además trabaja como bolsa de carga), tenderlog.es, etc., 2) llevar a cabo una aprobación de servicio concreta y completa (con todos los puntos que sean necesarios tener en cuenta) por parte del cargador. Toda solicitud de demanda de servicio deberá contener por lo menos 4 bloques: Aspectos relativos a las condiciones contractuales.- Compromisos, condiciones de distribución, plazos de entrega, jurisdicción competencial ante probables o futuras controversias, duración del contrato, cláusulas de asunción o exención de responsabilidades, etc., Aspectos relativos a la cobertura de peligros del servicio.- Tipo de seguro que el transportista da al cargador, el límite de su compromiso (en referencia al Convenio CMR), coberturas de seguridad añadidas al servicio, etc., Aspectos relativos a costos de transporte.- maneras de pago admitidas por ambas partes, rebajas (por pronto-pago) o facilidades/penalizaciones (intereses) por postergamiento del pago, precio sujeto a revisiones (en base a oscilaciones de indicadores económicos, por ejemplo, precio del petróleo), fórmula a aplicar en las revisiones, primas por servicio excelente, etc., Aspectos relativos al tipo de servicio.- solo se admite servicio a carga completa, grupaje, carga unitizada en contenedores/palés, con posibilidad de consolidación/desconsolidación durante el recorrido, si el servicio incluye operaciones logísticas en origen/destino (p.ej; carga/descarga en destino).